The Godfather (El Padrino, 1972)

No recuerdo exactamente cuándo descubrí esta película. No tendría más de 12 años. Mi hermana monopolizaba el único VHS que teníamos en casa con títulos como “Grease” y “Two of a Kind” (con el binomio, tan de moda entonces, formado por John Travolta y Olivia Newton-John). Al principio intentaba aprovechar el hecho de ser el mayor de la casa pero al poco tiempo, y ante el fracaso de mi estrategia, decidí unirme a mi hermana (si no puedes con tu enemigo, únete a él) O eso dicen.

Después de tragarme, y atrangantarme, infinidad de veces con los títulos antes mencionados (debo reconocer que Grease llegó a hacerme gracia), en algún momento que no recuerdo tuve la oportunidad, por fin, de elegir película.Solamente una ocupaba mis pensamientos: The Godfather.

Los ojos de un niño se maravillan con facilidad ante cosas que un adulto no puede (o no quiere) ver. Los míos no hicieron eso. En apenas diez minutos un servidor ya estaba babeando el brazo del sofá sin ningún tipo de reparo. No volví a pensar en este filme hasta pasados unos cuantos años, cuando un ejemplar de “El Padrino” de Mario Puzo (1969) cayó en mis manos de rebote. Al principio ni siquiera fui capaz de establecer una relación. Una semana después ya había visto la película al menos cinco veces.

5156149

Y es que no recuerdo nada que me haya atrapado tanto como la historia de los Corleone. El libró fue engullido por mis entrañas en unos pocos días, y el resto ya es historia. Se trata de la única película que idolatro, que no me canso de ver y que me emociona siempre. Y cuando digo siempre, es siempre. Quizá estoy pasado de vueltas o quizá estoy más estancado que las aguas del cauce del barranco de las Ovejas, pero nunca una película me tocó tanto como ésta.

He decidido no hablar del argumento de la película o del increíble reparto de forma deliberada. Estoy seguro de que muchos todavía no han podido paladear esta obra maestra atemporal del cine, y no seré yo quien les arruine la experiencia.

A continuación dejo el trailer y un enlace relacionado con la película. Disfruten del espectáculo:

40 curiosidades The Godfather. (a través de cinemania.es)

P.D. El libro, como suele ocurrir, es infinitamente más rico y sabroso que el filme, pero en este caso considero que el orden de los factores no altera el producto, al contrario que la mayoría de los casos.

AC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s