Die Welle. La Ola.

La Ola, es un film alemán inspirado los sucesos que tuvieron lugar en 1967, cuando tras cinco días de experimentos el profesor de historia Ron Jones tuvo que interrumpir el proyecto «La tercera ola» con el que pretendía demostrar a sus alumnos de la escuela Cubberley de Palo Alto (California) la dimensión real y los peligros de la autocracia. Obtuvo el resultado contrario. En 1981, el escritor estadounidense Todd Strasser narró en su libro «The Wave», bajo el pseudónimo Morton Rhue, los hechos que recuperó el director Dennis Gansel en clave de thriller y ubicando los hechos en Alemania en la época actual.

Lo que comienza con una serie de ideas inofensivas, como la disciplina y el sentimiento de pertenencia a un grupo, se va convirtiendo en un movimiento real: LA OLA. Al tercer día, los alumnos comienzan a aislarse y amenazarse entre sí.

Cuando el conflicto finalmente rompe en violencia durante un partido de waterpolo, el profesor decide no seguir con el experimento, pero para entonces ya es demasiado tarde, LA OLA se ha descontrolado…

Podemos observar como se puede influenciar en mayor o menor medida a los individuos dependiendo de la situación personal y social en la que se encuentren. Los personajes de la cinta con mayores problemas personales o que se encuentran en situación de exclusión social son los más influenciables y por lo tanto los que mejor acogen el experimento. Como contrapartida, también hay personajes que tienen las cosas más claras y no se sienten a gusto participando de este ensayo.

No es tan difícil influenciar a las personas, sobre todo en el mundo actual, y los ejemplos en la vida real abundan allá por donde miremos. Por ello, es fundamental contrastar todo tipo de informaciones y opiniones, leer mucho y sobre todo dudar de todo. La única forma de comprender las cosas es dudar de todo, no creerse nada, especialmente lo que nos llega través de los medios de comunicación, todos ellos ligados a algún tipo de interés. Si nos aferramos ciegamente a unas creencias, esa venda que le ponemos a nuestros ojos no nos permitirá ver más allá, y las mentes cerradas son las más dañinas a nivel personal, y por ende, a nivel social.

“Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.”

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

A continuación podéis encontrar la película completa en castellano:

 

 

Anuncios

2 comments

  1. Desam Tomás · abril 22, 2015

    Es una película muy buena. Y también el post, tienes razón hay que dudar de todo y más si viene de un medio de comunicación :p

    Me gusta

  2. @darojas36 · abril 23, 2015

    Buena peli! Y buen mensaje también

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s