Y surgió el Impresionismo: Sol Naciente de Claude Monet

Si me preguntáis el motivo, os sorprenderá saber que no sé explicar por qué esta obra se cuenta entre mis favoritas. No es especialmente elaborada ni enrevesada, ni que narre ninguna historia apocalíptica o heroica. Quizá su misticismo como obra pionera sea lo que le ha hecho un hueco en mi corazón.

Impresión Sol Naciente es un óleo sobre lienzo realizado por Claude Monet en 1874. El artista explicó lo siguiente sobre el título de su obra: “El paisaje no es otra cosa que una impresión, una impresión instantánea, de ahí el título, una impresión que me dio. He reproducido una impresión en Le Havre, desde mi ventana, sol en la niebla y unas pocas siluetas de botes destacándose en el fondo… me preguntaron por un título para el catálogo, no podía realmente ser una vista de Le Havre y dije ‘pongan impresión’.

Lo habitual era el que los artistas expusieran sus obras en el Salón Oficial. Los que eran rechazados buscaban otros lugares para exhibir sus obras. Así, un grupo de pintores organizaron ocho exposiciones entre 1874 y 1886 al margen del Salón Oficial, que estaba controlado por la Academia de Bellas Artes de París. Este hecho fue fundamental en la independencia del artista moderno con respecto a las instituciones académicas y en la creación de un mercado privado de arte, dado que por primera vez los pintores, organizados en grupo, exponían sus obras dándolas a conocer a posibles compradores.

La primera exposición impresionista tuvo lugar el 15 de abril de 1874, en el Salón del fotógrafo Nadar. Se presentaron bajo el nombre de “Sociedad Anónima de pintores, escultores y grabadores”. Intervinieron, entre otros, artistas como Monet, Pissarro, Renoir o Cézanne. Desde entonces las exposiciones se irán sucediendo en el tiempo con sedes diferentes.

El término «impresionistas» está tomado de este cuadro con ánimo despectivo. El periodista Louis Leroy escribió un artículo burlón en el que definía a estos pintores como “impresionistas”, término que caracterizó definitivamente al nuevo grupo. La reacción de Leroy se puede entender, puesto que la pintura de Monet violaba numerosas convenciones artísticas. No obstante, también los críticos favorables al nuevo estilo empezaron a utilizar el término «impresionistas» para referirse a estos pintores.

Para entender el rechazo a la obra hay que tener en cuenta que la palabra “impresión” era equivalente a boceto en aquella época. La Academia pedía a los pintores un boceto inicial sobre la que trabajar posteriormente. Por esto, presentar un cuadro que es solamente una impresión o boceto fue tomado como una provocación; mandar al Salón una obra sin terminar era más de lo que podían admitir los miembros del jurado.

(Quizá la irreverencia de Monet también haya ayudado para que sea una de las obras que más me gustan)

DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

Monet trata de representar un instante de un amanecer, de ahí su título Impresión Sol Naciente la simple elección de este tema ya rompe con el academicismo que imperaba a finales del XIX. Dentro del movimiento impresionista no existen unos temas más importantes que otros, cualquier tema es válido, lo importante es como se resuelve el cuadro, y si éste es capaz de capturar el instante. Para Monet la velocidad de los nuevos medios de transporte, la aceleración del ritmo de vida o la rapidez de los acontecimientos debía plasmarse en el arte, así que es que trata de copiar del natural un instante, la luz fugaz del amanecer que llena de suaves y cálidas tonalidades la bahía.

Para conseguir esta sensación de fugacidad utiliza pinceladas yuxtapuestas a partir de colores primarios, que reconstruyen la imagen a cierta distancia. Se prescinde de algunos colores como el negro, que no existe en un estado puro en la naturaleza, en su lugar se utilizan tonos fríos para las sombras. Por efecto de la luz, las formas se difuminan logrando la ansiada desmaterialización que persigue el Impresionismo.
La técnica utilizada es de pinceladas cortas, pastosas y compactas, prescindiendo de líneas o dibujo,  que convierten a la luz en la auténtica protagonista de la obra, tratando de representar el instante fugaz del amanecer.
La composición también es más arriesgada que en el arte academicista, así el motivo principal no se sitúa en el centro de la obra. También se prescinde de la perspectiva geométrica.

 

impression-sunrise
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s